Post Punk

por / jueves, 18 febrero 2016 / Publicado enEspeciales, Música

La irrupción del punk, allí cuando promediaba la década del setenta, la vocación provocativa y rupturista, los postulados y las intenciones de aquellos jóvenes que supieron conformar ese movimiento resultan indispensables y determinantes para la historia del rock. Más allá de los méritos propios y la relevante obra legada por los músicos que adhirieron a esta escena, que terminaría siendo víctima de sus propias contradicciones, uno de los grandes logros de esta revuelta puede hallarse en lo que sucedió inmediatamente después. Cuando el punk comenzaba a morderse la cola, cuando sus pataleos se tornaban caricaturescos, una nueva generación de músicos, despabilados por su arenga, no dudaron en tomar la senda que Sex Pistols, Ramones, Clash, Damned, Television, Buzzcocks y otros tantos osaron transitar. Aferrados a la premisa del ‘do it yourself’, el after punk amplió los horizontes y desplegó todo un arsenal de ideas desprejuiciadas para elaborar una música con pretensiones de ir más allá. Una vuelta de tuerca que los impulsara a superar la meta de volver a las raíces y a los originales conceptos del rock. Así fue entonces que entre 1978 y 1984 surgieron infinidad de propuestas que trascendieron al punk, sin temor a acudir a las fuentes más diversas para definir un sonido nuevo. Ante la probada inexistencia de eso considerado ‘original’, el after punk se las apañó para crear una novedosa música pop a través de la capacidad de los intérpretes para remodelar y recrear partiendo de los elementos a su alcance.

Introspección, vocación artística, militancia política, ideología intransigente, diversidad y amplitud de criterios. Guitarras esqueléticas, bajos dominantes, estructuras inusuales, efectos y más efectos, percusiones marciales o tribales, sintetizadores, referencias antaño vetadas, hibridación de géneros, propuestas radicales, elementos visuales y estéticos. Dub, funk, jazz, psicodelia, krautrock, disco, ska, soul, glam, noise, reggae… Con mayor o menor éxito, todos perseguían y exponían sus ideales.

Wire, P.I.L., The Fall, Gang Of Four, Joy Division, Bauhaus, Pop Group, Au Pairs, Siouxsie and the Banshees, The Slits, The Beat, The B52’s, Pere Ubu, Killing Joke, Cabaret Voltaire, Delta 5, Magazine, Echo And the Bunnymen, Birthday Party, Psychic Tv, Talking Heads, The Cure, Madness, Raincoats, Specials, Devo, Human League, Omd, A Certain Ratio, Selecter, Soft Cell, DAF, Orange Juice, Material, Dna, Sonic Youth, Esg, Konk, Mekons, Fad Gadget, Kleenex, Josef K, Lydia Lunch, Sisters Of Mercy, Contortions, Suicide, Pylon, This Heat, Young Marble Giants, Liquid Liquid, Gary Numan, Ultravox!, New Order, Scritti Politti, Japan, Mission Of Burma, R.E.M., Fire Engines, Durutti Column, Adam Ant, Chrome, Ut, Swell Maps, Depeche Mode, The Sound, The Church, Psychedelic Furs, Teardrop Explodes, Chameleons… tan sólo algunos nombres en el panteon del post punk. Pasen y vean.



Public Image Ltd

Cuando los Sex Pistols estaban en la cima del éxito, Johnny Rotten dio un portazo, se marchó, volvió a ser Lydon y junto a Jah Wobble, Keith Levene y Jim Walker armó Public Image Ltd. ‘First issue’ (1978) fue su debut discográfico y el puntapié inicial del post-punk.


The Pop Group

Nació en 1977 en la cuidad de Bristol. En 1979 editaron su primer disco, ‘Y’, un clásico del post punk, y un brillante compendio de funk dislocado y caótico. ‘For how much longer do we tolerate mass murder?’ (1980) fue su sucesor. En 1981 se disolvió la banda y su líder Mark Stewart volvió a ponerla en funcionamiento en 2010. ‘Where there’s a will’ fue originalmente editada en 1980 en un single compartido con The Slits.


Siouxsie And The Banshees

Surgió de la escena punk, siendo su vocalista, Siouxsie (Susan Ballion) integrante incluso del grupo de seguidores de los Pistols conocido como ‘contingente Bromley’. Rápidamente se desmarcaron de la movida para pasar a ser uno de los números emblemáticos del after punk. ‘Juju’ (1981) es uno de los grandes discos del género y el mejor trabajo de una banda que también se convertiría en referente del gothic rock.


Gang Of Four

Formados en Leeds en 1977, Gang Of Four fueron unos de los pioneros en definir el concepto inicial del post-punk. Crítica social y postulados neo marxistas vertidos en un marco de punk funk, dub y una demoledora base rítmica conforman parte de su propuesta. ‘Entertainment!’ (1979) es uno de los discos ‘obligatorios’ del combo ingles.


Bauhaus

Se formó en Northampton en 1977. Peter Murphy, Daniel Ash y los hermanos David y Kevin Haskins conformaban esta banda after punk que cargaba con una fuerte influencia del glam (Bowie y T-Rex). Con una imagen oscura y teatral, la banda es un emblema del dark rock. ‘Spirit’ es parte de su tercer álbum ‘The sky’s gone out’ (1982).


Au Pairs

Surgido en Birmingham, el grupo liderado por Lesley Woods, Au Pairs debutó con ‘Playing with a different sex’ (1981), uno de los mejores discos del post punk. ‘Sense and sensuality’ (1982) sería su sucesor y despedida de una banda que sitúa su sonido entre el de Gang of Four y el de Young Marble Giants.


Echo and the Bunnymen

Nació en Liverpool en 1978. Su vocalista Ian Mc Culloch y el talentoso guitarrista Will Sergeant son los únicos integrantes originales que pertenecen a la formación que aún se encuentra en actividad. ‘Crocodiles’ (1980) , ‘Heaven up here’ (1981) y ‘Ocean rain’ (1984) son algunos de sus más logrados trabajos. ‘Lips like sugar’ forma parte de ‘Echo and the Bunnymen’ (1987), quinto lp de la banda.


The Slits

Mixturando punk, dub y reggae, la banda liderada por Ari Up, The Slits es uno de los emblemas del post punk. La banda se formó en 1976, en 1977 teloneó a The Clash en el White Riot Tour y en 1979 editó su álbum debut ‘Cut’ que incluye a ‘Typical girls’.


Joy Division

Surgidos en 1976 con el nombre de Warsaw y bajo el impulso del punk, Ian Curtis, Bernard Sumner, Peter Hook y Stephen Morris cambiaron el nombre de su banda por el de Joy Division y tomaron el camino del after punk, más con menos, ‘minimal is maximal’, postulado a seguir por uno de los pilares del género, que debutara con el álbum ‘Unknown pleasures’ (1979).


The Chameleons

Mark Burgess formo The Chameleons en Middleton en 1981. Tras los pasos de Joy Division y Echo and the Bunnymen editaron su debut ‘Script of the bridge’ en 1983. Post punk oscuro y con aires épicos que nunca gozo del éxito que si consiguieron muchos de sus contemporaneos. Su sonido es influencia capital en bandas actuales como Interpol.


Orange Juice

Con el liderazgo del talentoso Edwyn Collins, Orange Juice nació en Glasgow en 1976. Punk funk, soul y pop sofisticado para conformar una de las propuestas mas imaginativas del post punk. ‘You can’t hide your love forever’ (1982), ‘Rip it up’ (1982), el mini lp ‘Texas fever’ (1984) y ‘Orange Juice’ (1984) fueron el legado discográfico de la banda.


Wire

Representantes del punk, en su veta mas arty, en un principio y luego nombre fundamental para el desarrollo de la escena after punk, los londinenses Wire desarrollaron una carrera intachable.
Su discografía desconoce fallidos y aún hoy, casi cuarenta años después de su formación continúan editando discos excitantes. ‘Pink flag'(1977), ‘Chairs missing’ (1978), ‘154’ (1979), ‘The ideal copy’ (1987), ‘Object 47’ (2008) o ‘Wire’ (2015), algunas de sus grandes obras.


Josef K

Camaradas de Orange Juice, los Josef K nacieron en Glasgow en 1979 y se mantuvieron en activo hasta 1982. Grababan para el mítico sello indie escoces Postcard. Con influencias de Television, Subway Sect, Joy Division o Talking Heads, la banda que liderara Paul Haig editó un disco de estudio, ‘The only fun in town’ (1981) y un puñado de singles inolvidables.


The B52’s

Bandas como Pere Ubu o Chrome fueron los precursores del post punk en Estados Unidos y The B52’s uno de los representantes del género. ‘The B52’s’ (1979) o ‘Wild planet’ (1980) son algunos de los álbumes más logrados de esta banda formada en Athens, Georgia en 1976.


Killing Joke

Desde sus inicios, en 1978, hasta hoy, los ingleses Killing Joke han visitado diversos estilos. Sus inicios los vinculan a la escena post-punk, siendo pioneros a la par de P.I.L., Wire, Magazine, Joy Division, Gang Of Four o The Fall. New Wave, rock industrial, gothic rock y hasta heavy metal forman parte de su extensa y multifacética trayectoria. ‘Complications’ pertenece a su debut ‘Killing Joke’ (1980), uno de sus mejores discos.


Psychedelic Furs

Mostrando evidentes influencias de Roxy Music y David Bowie, la banda de Richard Butler, Psychedelic Furs surgió en 1977 en Londres. Sus primeros discos, ‘Psychedelic Furs’ (1980) y ‘Talk talk talk’ (1981) son las cimas de una carrera que aún continua al día de hoy y tiene a ‘World Outside'(1991) como última obra editada.


Lords Of The New Church

Cuatro sujetos con extenso ‘prontuario’ conformaron el ‘supergrupo’ del after punk Lords Of The New Church en 1982. Stiv Bators (Dead Boys), Brian James (The Damned), Nick Turner (Barracudas) y Dave Tregunna (Sham 69) editaron juntos tres discos de estudio entre el 82 y el 84, despidiéndose en 1987 con el ep ‘Psycho Sex’. En 1990 fallecía Bators y la banda dejaba de existir. En 2001 se reformaría pero no sería lo mismo sin su antiguo líder.


Talking Heads

En 1974 se formó uno de los grupos más representativos del after punk y la new wave estadounidense. Talking Heads combinó punk, funk, afrobeat, rock progresivo y una indisimulable vocación arty para crear uno de los repertorios mas ricos de la música pop. ’77’ (1977), ‘Fear of music’ (1979) y ‘Remain in light’ (1980) son cimas artísticas en una discografía sobresaliente.


The Birthday Party

Melbourne, Australia, año 1978, de las cenizas de The Boys Next Door, surgía The Birthday Party. Nick Cave, Rowland Howard, Mick Harvey, Phil Calvert y Tracy Pew conformaban la alineación original de una banda fundacional del post punk. Masacrando punk, blues y rockabilly, los australianos son uno de los referentes del gothic rock. ‘Birthday Party’ (1980), ‘Prayers on fire’ (1981) y ‘Junkyard’ (1982) fueron sus álbumes de estudio.


Mo-Dettes

Las chicas desempeñaron un rol protagónico en la escena post-punk. Las fundacionales The Slits, Raincoats, Au Pairs, Kleenex, Delta 5, bandas con componentes casi exclusivamente femeninos. Luego de formar parte de Slits y de pasar brevemente por Raincoats, Kate Morris fundo Mo-Dettes en 1979. En 1982 se disolvieron dejando un bello muestrario de post-punk orientado hacia el funk, llamado ‘The Story so far’ (1980).


The Fall

En 1976 se ponía en marcha el proyecto artístico del mancuniense Mark E Smith. The Fall, toda una institución del post punk, es una de las bandas mas prolíficas de la escena. Con una cincuentena de discos editados y una alineación en constante cambio, The Fall es uno de los nombres imprescindibles para entender de que se trata el after punk.


Pylon

Surgidos en Athens Georgia a fines de los setenta, Pylon crearon un sonido de indudable personalidad. Un jangle pop bailable que fue influencia capital en el sonido de una banda como R.E.M.. ‘Gyrate’ (1980), ‘Chomp’ (1983) y ‘Chain’ (1990) conforman la discografía de una banda a ser reivindicada.


Magazine

Es otro de los nombres clave para el surgir de la escena ulterior al punk. Howie Devoto abandonó a los Buzzcocks en 1977 para armar este grupo. Dave Formula, Barry Adamson, Martin Jackson y el emblemático violero del post punk John McGeogh fueron los integrantes de la primera formación que acompañó a Devoto.’The light pours out of me’ pertenece al sorprendente disco debut ‘Real life’ (1978).


The Cure

En sus inicios, The Cure ensayaba un pop urgente para arropar su lírica existencialista. Su segundo disco ‘Seventeen seconds’ (1980) los acercaría al lado siniestro. Y con ‘Faith’ (1981) y ‘Pornography’ (1982) las coordenadas sonoras los emparentaban al dark rock o al gótico. De ahí en más el proyecto de Robert Smith coquetearía con un sinfín de estilos alcanzando en ‘Disintegration’ (1989) su cima creativa.


Sobrecarga

Algunas características del sonido del post punk supieron ejercer influencia capital en algunas bandas argentinas en los ochenta. Sumo, Fricción, Don Cornelio y La Zona, Los Pillos y hasta Soda Stereo encontraron inspiración en discos foráneos de after punk. La Sobrecarga, grupo donde militaba Gamexane, sonaba a cruce entre Gang Of Four y Wire y es otro de los ejemplos.

SUBIR